Como abrir una puerta con una tarjeta

Como abrir una puerta con una tarjeta

Muchas veces por andar con mucha prisa podemos olvidar nuestras llaves y vernos en un gran problema al no poder abrir la puerta de la casa o trabajo, si extraviaste tu llave o la olvidaste puedes usar este excelente truco para abrir la puerta con una tarjeta bancaria ¿Cómo funciona? Sigue los pasos que a continuación te mostramos y sal de ese apuro de manera sencilla.

Selecciona una tarjeta que sea grande, flexible o resistente, no necesariamente tiene que ser una tarjeta bancaria, puede ser una membresía, una tarjeta de regalo o cualquier otra que puedas desechar sin ningún problema, lo importante es que sea resistente, flexible y grande. Ten en cuenta que al hacer esto tu tarjeta podría doblarle, partirse y quedar inservible así que mejor elige una que puedas dañar.

como abrir una puerta con una tarjeta

Ahora procede a insertar la tarjeta en posición vertical que hay entre el marco de la puerta y la cerradura, tiene que estar a la altura del cerrojo, empuja lo más que puedas la puerta para que puedas tener una mejor visión de la cerradura. Desliza la tarjeta hacia el cerrojo haciendo presión hacia el pestillo para que puedas forzar la cerradura.

Asegúrate de pegar la tarjeta lo más que puedas a la manilla de la puerta mientras la vas introduciendo poco a poco entre el pestillo y el marco de la puerta.

Por ultimo dobla un poco la tarjeta para que haga presión en el pestillo y este se meta dentro de la puerta. Apenas sientas que la puerta comienza a ceder toma la manilla o pomo y gíralo como si estuvieras abriendo y haz presión en la dirección que se abre la puerta.

Sin duda es desesperante no tener acceso a un determinado lugar, porque una puerta atrancada se interpone. Lo cierto es que no viene al caso enumerar la cantidad de posibilidades, que pueden existir para que esto acontezca. Lo que resulta pertinente, es considerar las maneras y los recursos que poseemos o que podemos encontrar para solucionar dicha vicisitud.

Es bueno hacer notar, que no siempre se tiene el derecho a violar la seguridad de una puerta y que esta acción está totalmente penada por la ley. Así que, si tu razón no es verídica y apegada a la ley, lo más aconsejable es que desistas antes de intentarlo. Una vez aclarado este punto, podemos seguir adelante en lo que nos compete en cuanto a este artículo.

Pide-Presupuesto

 

Si necesitas abrir una puerta que está atrancada y obviamente no tienes la llave, puedes intentar con una tarjeta de crédito. De hecho, seguramente en tu billetera tendrás una tarjeta igual de fuerte, pero quizá más grande y flexible. Si es así, ¡mucho mejor! Ya que siempre existe la posibilidad de dañar la tarjeta.

Inserta la tarjeta entre la puerta y el marco en un ángulo perpendicular hasta que tope con el pasador. Inclínala todo lo que puedas y presiona hasta que sientas que se desliza por debajo del pasador. He aquí, si lo logras, abre la puerta. No obstante, es menester decir que hay otras puertas en las que el marco está al frente de la parte en la que entra la cerradura. Si es así deberás doblar la tarjeta, pero las posibilidades son escasas. Asimismo, es cuando nos encontramos con casos en que los cerrojos están muy lejos o puede que las cerraduras estén bloqueadas con chapas, con cerraduras que tengan acabados particulares, etcétera.

Atendemos en otras poblaciones

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies